Un poquito de nuestra mudanza y un recorrido por nuestro salón 1 mes ago

Muchos ya lo sabéis porque lo he contado en redes sociales estas semanas, pero para los que no, os cuento ahora: nos hemos mudado.

Son tres palabras que jamás pensé decir, nos “casamos” con una hipoteca siendo jovencitos, compramos una casa en el pueblo del que pensábamos no salir jamás, pero la vida da muchas vueltas, y los hijos todavía más, así que 13 años después ocupamos un nuevo lugar, a unos 50 km de la localidad en la que vivíamos antes (Luceni, como sabéis).

Muchos me habéis preguntado por el motivo y una vez más han sido nuestros peques. Desde hace 2 años ellos asisten a un colegio ubicado en Zaragoza y todos los días hacíamos mínimo 100 km entre ir y venir al cole, esto era un caos en muchos aspectos de nuestra vida, y no nos permitía disfrutar al completo ni de nuestra casa, ni de nuestra vida, ni de nuestra familia. El cole teníamos claro que no iba a cambiar, así que buscamos otra solución y ahora tenemos el colegio a 10 minutos de casa. Después de la primera semana de cole os puedo decir que no podríamos estar más contentos por haber tomado la decisión.

 

 

Los que me conocen saben que yo antes era una persona muy controladora con todos los planes de mi vida atados, y 9 años después de convertirme en mamá nada se parece a lo que pensaba hacer. Creía que la crianza sería sencilla, que viviría siempre en nuestra casa y que trabajaría siempre en escuelas infantiles y mi vida ahora no se parece mucho a eso ????

Ser madre ha sido y es un reto que me ha hecho mejorar a versiones de mí misma que ni siquiera imaginaba; nos ha hecho tomar decisiones en pareja con las que no contábamos, y descubrir y disfrutar de aspectos de la vida que antes no teníamos en cuenta; pero qué os voy a contar, si tenéis peques cerca ya sabéis de lo que os hablo. 

No voy a hacer “house tour” ni a desvelar demasiadas intimidades de nuestra actual casa, pues cada vez valoro más la privacidad que sobre todo mis peques puedan tener, pero por supuesto hay rincones y cositas que me hace ilusión mostraros, y el salón es uno de ellos (el otro será mi nueva oficina, con la que estoy encantada ???? ).

 

 

Cuando amueblamos la otra casa teníamos 21 y 25 años respectivamente, y nuestros gustos no tenían nada que ver entonces con lo que somos ahora. En este momento de mi vida apuesto por el minimalismo, la sencillez, la limpieza fácil, y un toque de color siempre que nos traiga alegría o nos lleve a lugares especiales.

 

En el salón hemos buscado esto con tres decoraciones diferentes:

  1. Las plantas (artificiales casi siempre, pero con su toque de magia y color)

 

 

2. Los cuadros, pintados por mis peques, que se han encargado de toda la decoración de este salón (el grande de la primera foto lo pintó Álvaro y la artista de estos tres pequeñitos fue Inés)

 

 

3. Este mueble dorado que me tiene enamorada y que me recuerda a una ciudad que adoramos en esta familia: París. El mueble ha llegado a mí gracias a los amigos de pib que me contactaron al enterarse de mi mudanza para formar parte de nuestro nuevo hogar con uno de sus productos.

Se trata de una marca parisina con muebles de diferentes estilos que quiso tener un detalle especial con nosotros. Los tenemos en mente a diario porque este mueble está ocupando un lugar privilegiado en nuestra casa.

Mi primera idea, cuando me contactaron, fue elegir una mesa industrial para el salón, pero como veis al final no hemos puesto zona de comedor en este salón. Tenemos una barra en la cocina para desayunos o comidas y cenas en las que seamos dos, y hay una preciosa bodega en la casa que nos permite comer y cenar juntos, en un amplio espacio sin necesidad de poner mesa en el salón, así dedicamos este espacio a la calma y el ocio familiar.

La segunda idea fue elegir una mesa auxiliar para la entrada, y ese era el objetivo de esta mesa: Enni, pero al montarla vimos que en la entrada iba a tener menos importancia y decidimos ubicarla en el salón, pues le daba un toque muy alegre. ¿Qué os parece?

 

 

 

Algo que también hemos puesto en todos los rincones de la casa son libros, para que de ese modo los niños los tengan a mano en todo momento estén donde estén. Nosotros también nos hemos propuesto tener más ratitos nocturnos de lectura y menos series de TV antes de dormir, es más, valoramos mucho el no poner tele en el salón, pero al final decidimos que era su mejor ubicación.

Me encantará que me contéis qué os parece el salón, que como veis es muy sencillo y práctico, y que dejéis también en comentarios ideas de vuestras rutinas nocturnas para compartir entre todos: ¿sois más de tele o de lectura antes de dormir?

 

  • Por cierto nos quedan unas fotos familiares por poner, encima de la tele, para terminar de darle un toque especial. 

 

This entry has 2 replies

El mueble dorado es una monada y la colección de cuentos que guardas en él también me encanta ????????????????
Muchas felicidades por vuestro nuevo hogar, familia.

Deja aquí tu comentario